Se cocinero antes que fraile

Desde bien pequeño le he dado mil vueltas a mas de mil ideas de negocio, aunque al final, no he llegado a llevar ninguna a un nivel muy avanzado.

He hecho de todo, y cuando digo de todo, es de todo. Con once años monté con dos amigos una empresa de recogida de basura para llevarla al contenedor y limpieza de coches. No tenía nombre, o bueno, sí lo tenía, pero no era inventado por nosotros, simplemente aprovechamos unas tarjetas de bienvenida del padre de mis dos amigos, SCORPIO se llamaba. Habíamos fijado tarifas para servicios puntuales, semanales o mensuales, y fuimos puerta por puerta ofertando nuestros servicios.  Sigue leyendo