Buenos propósitos y proyectos para 2014

Lo prometido es deuda. Y por ello hoy os voy a poner un poco al día de lo que me he propuesto de cara al año que entra, y de los nuevos proyectos en los que me veo involucrado. Cada año, cuando acaba, nos prometemos que habrá muchas cosas que cambiaremos el siguiente, y muchas de ellas siguen siendo iguales, hay muchos factores que pueden afectarnos a no llegar a cumplir esos propósitos, pero generalmente es un problema de falta de fuerza de voluntad o de motivación. Sigue leyendo

Anuncios

Nominación Premios LIEBSTER AWARD 2013

No estoy muy acostumbrado a recibir premios, ya que rara vez los recibo.

Estoy en la “mitad de la tabla” de mi promoción, en los eternos olvidados, y nunca he sido muy bueno en ningún deporte, si bien he practicado muchos.

Por eso me extrañó cuando el pasado viernes recibí la nominación a los premios Liebster de 2013.

¿Quién me nominó? Sigue leyendo…

¿Por qué no publico los fines de semana?

Lo primero he de decir que este post será muy similar a uno de Carlos Bravo que publicó hace dos semanas, y aunque he estado a punto de no publicarlo por temor a los comentarios de plagio, he decidido seguir adelante, ya que le dije a Carlos que yo tenía ya en mente este post y que lo publicaría hoy, siento si sueno algo repetitivo.

¡Espera! Que hay más…

¿Por qué agradecer a los expertos su esfuerzo? Sobre lo que aprendí de Carlos Bravo

Con éste título, cabe pensar que estoy sumándome a los muchos que antes que yo le han dedicado un post entero a Carlos Bravo, quien probablemente nació con un blog debajo del brazo, acumulador de contenidos, e insaciable tiburón de la red. ¡aprende más de Carlos!

El papel en blanco

Pánico, no sé qué decir, qué contar, cómo empezar…

Había escrito éste primer post hace una semana, y cómo soy muy consciente de que soy la persona más desastre con las faltas de ortografía, lo he releído, para comprobar que no tenía muchas faltas, pero que no me había presentado.

Mi nombre es Jorge Mora, uno de tantos jóvenes en los que ha despertado el sentimiento de dejar huella, de tener algo que contar en este mar de tiburones y delfines, de sabios y fuertes que llamamos Internet. Sigue leyendo