Se cocinero antes que fraile

Desde bien pequeño le he dado mil vueltas a mas de mil ideas de negocio, aunque al final, no he llegado a llevar ninguna a un nivel muy avanzado.

He hecho de todo, y cuando digo de todo, es de todo. Con once años monté con dos amigos una empresa de recogida de basura para llevarla al contenedor y limpieza de coches. No tenía nombre, o bueno, sí lo tenía, pero no era inventado por nosotros, simplemente aprovechamos unas tarjetas de bienvenida del padre de mis dos amigos, SCORPIO se llamaba. Habíamos fijado tarifas para servicios puntuales, semanales o mensuales, y fuimos puerta por puerta ofertando nuestros servicios.  Sigue leyendo

Si arriesgas puedes perder, si no arriesgas estas perdido

Hace unos días, Carlos Bravo escribió en su blog, un artículo acerca de un proyecto que estaba realizando en Suiza.

Había propuesto una idea arriesgada para una empresa muy seria, y no sabía si le iban a aceptar, yo le escribí un comentario en el que le dejaba la frase que da nombre a este post.

Esta es una frase que me ha ayudado mucho en los últimos años de mi vida, me la enseñó un buen amigo del colegio. De Diego aprendí muchas cosas, pero quizá lo que más me ha ayudado es esta frase. Sigue leyendo