Lo que te has perdido si conoces Una hora para… desde 2014

No me gusta empezar un año con otro resumen del año anterior, para eso ya hice mi resumen del 2013. Mi intención con este post, es hacer públicos cuales son los post del año pasado que recibieron más visitas, y fueron más útiles.

Si no los has leído, te recomiendo que les dediques un rato, pues merecen la pena, si ya lo has hecho, ¡Enhorabuena! Me has acompañado desde los inicios y mereces que te de las gracias por seguir haciéndolo en este 2014 que ahora estrenamos. Sigue leyendo

Hola 2014. Cómo resumir 2 meses en Una hora.

Cuando se acercan estas fechas del año, todos empezamos a pensar en un resumen de lo que ha sido nuestro año. Es normal, yo soy el primero que lo hace, así que no te juzgo.

No puedo hacer un resumen de todo el 2013 en Una hora para…, porque simplemente llevo dos meses con este blog, sin embargo estoy muy contento del rumbo que he obtenido con él, por el poco tiempo que llevo inmerso, y por los resultados que me está dando. Sigue leyendo

Feliz Navidad desde Una hora para

Sé que no me habréis echado de menos, pero para mí ha sido extraño no publicar en todo este tiempo, no quiere decir que haya estado quieto, en realidad no he parado, pero siento la necesidad de excusarme por haberos “abandonado”. Cuando empezaron las vacaciones me puse con vuestro “regalo” navideño que prometí, no sé cuando verá la luz, pero no sera dentro de mucho.

 Navidad

Me he dedicado unos días a mí, y a escribir el pequeño manual de “Como escribir un blog… y que se lea”. Son apenas 20 páginas, el temario está condensado, y con un estilo muy directo y llano. Sigue leyendo

Salon de Provence, 1994

Salió corriendo de casa, repasando mentalmente, no podía dejarse nada, era uno de los días más importantes y se había quedado dormida.

Miró el reloj, sabía que le tocaría correr en la carretera, y odiaba esa sensación, nunca le gustó la velocidad, por eso salía siempre unos minutos antes. Llevaba el CD con la música, una memoria extraíble por si el CD fallaba, la cartera, el móvil, las llaves de casa, las del coche… eh, espera, ¡las del coche no!, se las había dejado encima de la mesa del salón. Sigue leyendo

La receta del regalo perfecto para estas navidades

Leyendo el título del post, si esperábais precisamente encontrar el regalo perfecto escrito en estas líneas, siento desilusionaros, pero aquí no está.

Ayer mientras leía un post de mi amigo Felipe y sus recomendaciones para este año, me chafaba más cada propuesta que veía, no porque no me gustasen, más bien por todo lo contrario, porque todas me encantaban, y seugramente habrían aparecido aquí como sugerencias. Asique me he visto obligado a cambiar un poco mi plan con este post, dejaros sus recomendaciones, que tendréis pinchando en el link, y centrarme en otro punto. Sigue leyendo

Degustabox. Los reyes magos todos los meses

Ayer, buceando en internet en busca de ofertas, como casi todos los días, he encontrado una que me ha llamado la atención. Me habían hablado muy bien de ella, pero nunca lo había probado. La oferta esta en la plataforma de descuentos Groupon y por si aún no has clickado interesado, consiste en lo siguiente. Sigue leyendo

Controlar tus vicios. La historia de las onzas de chocolate

Cuando era pequeño adoraba el chocolate, cuando veía una tableta por casa no podía evitar la tentación de coger una línea de onzas, para después coger otra, y así hasta que prácticamente había terminado la tableta, lo mismo pasaba con las cajas de bombones, galletas con chocolate, los botes de nocilla. En definitiva, todo lo que tuviese chocolate era susceptible de ser devorado en cualquier momento. Sigue leyendo

Las ocasiones perfectas no existen

Estamos acostumbrados a comprar cosas pensando en ocasiones perfectas, o a guardar los regalos para “que no se gasten”.  

Es cierto que si siempre vestimos nuestra mejor colonia, o nuestro traje más bonito pierda un poco su esencia, y deje de ser algo especial, tampoco quiero decir eso. Pero tampoco creo que se deba esperar a la única y mejor oportunidad para que sea perfecto, porque probablemente, nunca lo será. Sigue leyendo

Aix en Provence, 1994

-¡¡Estáis todos muertos!!

Golpes por todas partes, la tienda se desmontaba. Los fusiles que la noche anterior estaban perfectamente colocados estaban tirados por el suelo, hasta arriba de arena.

No dio tiempo a desperezarse, quitarse las legañas o bostezar. Casi no dio tiempo ni a respirar. Ya estaba de pie,  no sabía cómo, pero se había enfundado su guerrera, las trinchas por encima, las botas, su fusil, la mochila, había guardado el saco, y todo a ciegas. Sigue leyendo

Cinco minutos más, por favor

Cuando iba a escribir el título de este post, hace exactamente cinco minutos, iba a escribir lo siguiente:

“Por qué no he conseguido mi meta, y por qué me doy un descanso”

Inmediatamente después he recapacitado, y he pensado en las razones que me llevaban a tomar esa determinación, a decir “lo dejo”. Sigue leyendo