Se cocinero antes que fraile

Desde bien pequeño le he dado mil vueltas a mas de mil ideas de negocio, aunque al final, no he llegado a llevar ninguna a un nivel muy avanzado.

He hecho de todo, y cuando digo de todo, es de todo. Con once años monté con dos amigos una empresa de recogida de basura para llevarla al contenedor y limpieza de coches. No tenía nombre, o bueno, sí lo tenía, pero no era inventado por nosotros, simplemente aprovechamos unas tarjetas de bienvenida del padre de mis dos amigos, SCORPIO se llamaba. Habíamos fijado tarifas para servicios puntuales, semanales o mensuales, y fuimos puerta por puerta ofertando nuestros servicios.  Sigue leyendo

Controlar tus vicios. La historia de las onzas de chocolate

Cuando era pequeño adoraba el chocolate, cuando veía una tableta por casa no podía evitar la tentación de coger una línea de onzas, para después coger otra, y así hasta que prácticamente había terminado la tableta, lo mismo pasaba con las cajas de bombones, galletas con chocolate, los botes de nocilla. En definitiva, todo lo que tuviese chocolate era susceptible de ser devorado en cualquier momento. Sigue leyendo

Cinco minutos más, por favor

Cuando iba a escribir el título de este post, hace exactamente cinco minutos, iba a escribir lo siguiente:

“Por qué no he conseguido mi meta, y por qué me doy un descanso”

Inmediatamente después he recapacitado, y he pensado en las razones que me llevaban a tomar esa determinación, a decir “lo dejo”. Sigue leyendo

La Virgen del Loreto. Patrona de los aviadores.

Feliz regreso de puente. Supongo que para muchos de vosotros ha sido más fácil iros que volver, y que estos serán unos días duros.

Los madrileños sé que volvisteis ayer “al tajo”, pero los de Salamanca y los de Murcia, entre otros, hemos disfrutado de un día más.

Muchos de vosotros no sabréis qué día es hoy, pero la mayoría de los que me lean hoy, estoy seguro de que sí lo saben.

Hoy es el día de la Virgen del Loreto, Patrona de los aviadores, de pilotos tanto militares como civiles, Patrona de todos, Patrona del Ejército del Aire. Por lo tanto, antes de continuar, dejadme felicitar a todos mis compañeros de armas, en tan emblemático día, por primera vez en este medio. También dejadme felicitar a mi madre, Loreto, en el día de su santo, y a todas las Loreto de España.

Para mí hoy es un día especial, es mi primera patrona fuera de la Academia General del Aire, y a la vez la última como alumno de la misma. Por primera vez también la realizaré en Salamanca, y además, mi primera Patrona celebrada fuera del cuartel.

Para muchos su Patrón o Patrona no tienen especial relevancia en sus vidas. No pasa así con la mayoría de los militares, que en sus diferentes armas, entregan toda su dedicación en distintos actos y celebraciones a tan ilustres figuras.

Para los que me leéis y que no teníais ni idea de lo que significa para nosotros este día, dejadme que os cuente. Durante semanas hemos realizado distintas competiciones en honor a la patrona, y el pasado miércoles hicimos la entrega de premios correspondientes a dichas competiciones. También el pasado jueves realizamos una “chocolatada” toda la base junta. Se trata de emotivos momentos de fraternidad de todos los militares, sea cual sea su rango o escala.

Hoy, 10 de diciembre, se realizará primero un acto en su honor, y por la noche iremos a cenar a un hotel a las afueras de Salamanca, donde todos vestimos de etiqueta y que finaliza con un baile, que, aunque no suele alargarse debido a que el día 11 sigue siendo día laboral (aunque no se vuele), siempre deja buen sabor de boca.

En la Academia General del Aire, a estas horas se estará llevando a cabo el ilustre Acto de Jura de Bandera de los Alumnos de Nuevo Ingreso, quienes, tras pasar un ciclo de formación inicial, ya juran su fidelidad a España y al Rey, y su entrega total al Ejército del Aire y a los españoles.

A todos ellos (aunque no me vayan a leer), mi más sincera enhorabuena. Hace cuatro años yo estaba también formado en la plaza de armas de la AGA ansioso por besar la bandera para sellar con ese beso mi promesa de amor y fidelidad a la misma. Hoy, puedo solo puedo deciros lo siguiente, “disfrutadlo”. Es vuestro día, y siempre lo recordaréis.

Para terminar, quiero compartir con los que no la conocéis, la Salve Aviadora, rezo común entre todos los orgullosos pertenecientes al Ejército del Aire.

La verdad es que si algún día tenéis la oportunidad de escuchar este canto, recitado por el Escuadrón de Alumnos de la AGA, no os dejará indiferente. Mi prometida es la primera en reconocerlo.

Como muestra de agradecimiento a sus años de intachable servicio a España, y como recuerdo y memoria a la bellísima persona que siempre fue, hoy le dedico esta salve, y este post a Ramón Raimundo Martínez (Moncho), quien ya alejado de nosotros, sintió también este día hace 34 años sus vellos erizarse al jurar fidelidad a España, prometiendo entregar por ella hasta la vida, y que cumplió hace poco más de cuatro años.

De aviador a aviador.

 

Salve, Madre. Salve Reina del Cielo.

Salve, Madre. Salve Reina del Cielo.

 

De la hermosura una estrella,

De la pureza el fulgor,

Fuente del más puro amor,

Nuestra esperanza está en Ella.

 

Salve, Madre. Salve Reina del Cielo.

Salve, Madre. Salve Reina del Cielo.

 

Si nuestras alas se quiebran,

Al final de nuestro vuelo,

Antes de llegar al suelo

Tus brazos con Amor se abran.

 

Salve, Madre. Salve Reina del Cielo.

Salve. Salve. Salve Reina del Cielo.

Un saludo y ¡Feliz Patrona!

Si arriesgas puedes perder, si no arriesgas estas perdido

Hace unos días, Carlos Bravo escribió en su blog, un artículo acerca de un proyecto que estaba realizando en Suiza.

Había propuesto una idea arriesgada para una empresa muy seria, y no sabía si le iban a aceptar, yo le escribí un comentario en el que le dejaba la frase que da nombre a este post.

Esta es una frase que me ha ayudado mucho en los últimos años de mi vida, me la enseñó un buen amigo del colegio. De Diego aprendí muchas cosas, pero quizá lo que más me ha ayudado es esta frase. Sigue leyendo

5 trucos para ahorrar dinero al llenar tu depósito de gasolina

Hoy toca una hora para… ahorrar, como el resto de los días anteriores.

Hace unos años, cuando estudiaba en la academia preparatoria para la oposición para el ingreso como oficial en el Ejército del Aire, tuve el placer de conocer al mejor profesor de química que haya conocido jamás. El problema fue que hubiese sido el mejor si nosotros, sus alumnos, hubiésemos estado cursando quinto curso de ingeniería química, no una oposición del nivel de primero. Las clases iban demasiado rápidas, y apenas era capaz de seguir la corrección de los 15 ejercicios que había mandado realizar el día anterior. Mi nota en el examen de química en la oposición fue un cero. Esperé la media hora obligatoria, me levanté y salí del aula del examen dejando mi examen en blanco. Era la primera vez en mi vida que hacía algo así. No había aprendido nada de química. ¿Nada? Bueno, nada no. Estaba obsesionado con el consumo de combustible de los vehículos, la subida de los precios de la gasolina, etc. Sigue leyendo

Las ferias de bodas. Máquinas de hacer clientes

El fin de semana del 22 de noviembre, fui a Torre Pacheco, en Murcia, a una feria de bodas con mi prometida. Cabe decir que íbamos sabiendo que algo compraríamos, pero salimos con más cosas de las que esperábamos.

Mi novia ya tiene cita con Pronovias para elegir su vestido, hemos hecho también la reserva de las alianzas, tenemos apalabrada la empresa de la música y algún entretenimiento más que queda entre nosotros, ya que, como muchos de mis invitados siguen este blog, aún no puedo revelar nada. Sigue leyendo

La fiesta del cine. Un antes y un después.

Hace un mes ya de la fiesta del cine, y sin embargo parece ayer cuando fui dos veces en una semana al cine. Hacía mucho tiempo que no veía una película en la gran pantalla, ni más ni menos que desde verano.

Los cines de verano son una máquina de hacer dinero, es el concepto de cine que por lo menos a mí me gusta. Dos películas, poco más de cinco euros, al aire libre, con tu bocadillo hecho en casa, tus cojines (para el que nunca haya ido, las sillas son bastante incomodas si piensas pasar cuatro horas), unas bebidas frías, y te has encontrado con un planazo por menos de diez euros. Sigue leyendo